Discursos oficiales de Salvador Allende/1973

PALABRAS DEL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA,
DOCTOR SALVADOR ALLENDE GOSSENS, ENENTREVISTA PARA TELEVISION NACIONAL.- 

Santiago, 30 Enero de 1973.

oficina de informaciones y radiodifusión
de la presidencia de la república

LEONARDO CACERES: Todo el mundo en Chile es partidario de definir exactamente las cosas. Es por eso, que en este espíritu de definir muy claramente las reglas del juego, yo le quiero preguntar cuales han sido las pautas que han dado el Gobierno para definir un tema tan importante como el Area de Propiedad Social.

PRESIDENTE: En primer lugar, compañero Cáceses, me parece bastante importante su pregunta. Pero antes de contestarle directamente, quisiera decirle que la Unidad Popular ya definió, desde el momento en que,como tal, elaboró un Programa y lo difundió al país. Cuál sería la forma de Gobierno; cuáles serían los métodos que se usarían en el Programa que se proponía realizar.

Todo Chile conoce este Programa. Y además se reafirmó que el proceso revolucionario chileno, se haría en democracia, pluralismo y libertad. Hechos básicos y esenciales que nadie puede negar. Ahora bien;se comprende que en un país capitalista dependiente, todo proceso de cambio y transformación, crea condiciones distintas, diferentes, hiere intereses. Y los sectores heridos en sus intereses,buscan crear confusión, un clima de temor; pretenden impedir las realizaciones del programa, y por lo tanto, buscar entre la gente indecisa y menos informada, aliados para su causa.

De ahí entonces, que nosotros hayamos precisado que la recuperación para Chile de sus riquezas básicas,es lucha decidida y categórica contra las grandes empresas transaccionales y contra el imperialismo. En seguida, contra los monopolios nacionales y extranjeros.

Es por eso, que sostuvimos que para que un país pudiera realizar su desarrollo económico, debíamos iniciar esta Area Social de la Economía. Y nos hemos preocupado de señalar cuáles eran sus límites, a nuestro juicio. De allí salieron aquellas 91 empresas, que se hicieron populares con el dicho de los trabajadores: “Caerán una a una las noventa y una”.

Enviamos, en momento oportuno, un Proyecto de Ley al Congreso, con la lista de las empresas que estimábamos debían conformar esta Area Social de la Economía.
Antes habíamos fijado para discusión, el monto de capital sobre el cual esas empresas debía pasar al Area Social de la Economía. Lamentablemente, como usted sabe, no tenemos mayoría en el Congreso y el Proyecto allí duerme meses y meses.

Cuando iniciamos una conversación con La Democracia Cristiana, a raíz del Proyecto Hamilton-Fuentealba, que practicamente quería retrotraer las cosas a una situación anterior al Gobierno Popular en relación con las empresas que estaban requisadas, nosotros enviamos una serie de iniciativas, en que también acentuábamos nuestro propósito de definir.

Así entonces, además de Las 91 empresas., presentamos un Proyecto de Ley para dar absolutas garantías a las empresas pequeñas y medianas. Además de eso, enviamos otro Proyecto, en donde buscábamos definir la participación de los trabajadores. Y aún más. Nosotros planteamos,en otro Proyecto, lo que entendíamos por la auto-gestión, y en qué áreas de La economía podía utilizarse la auto-gestión.

En resumen y a grandes líneas, esta ha sido nuestra actitud. Hemos definido cuál es el propósito del Gobierno y de la Unidad Popular.

LEONARDO CACERES: Para nosotros, Presidente, el Area de Propiedad Social es una institución fantasma, que existe pero que no existe. Y quiero agregarle a este planteamiento, el que cuando Ud. visitó la Industria Sumar, indicó una serie de problemas, sobre todo administrativos, que allí se presentan; y también en otras empresas del Area de Propiedad Social. Esto ha creado la sensación, de que la administración por parte del Estado es mala, en estas empresas tan importantes.

Sin embargo, el Gobierno insiste en la creación del Area de Propiedad Social. ¿Por qué?
PRESIDENTE: Nosotros insistimos en la creación del Area de Propiedad Social, porque no hay otra posibilidad de desarrollo, sino sobre la base de una economía planificada, en que esas empresas sean la columna vertebral del proceso de transformación económica y social de Chile.

Usted ha planteado un problema que es justo esclarecer. Yo he hecho una autocrítica y no una crítica. ¡Una autocrítica! Porque en la situación económica-financiera de las empresas, hay también responsabilidad del Gobierno. Indiscutiblemente, y en el caso concreto de algunas empresas textiles, han dejado—sobre todo en el balance del año 72— pérdidas.

Todo está relacionado. Entre otras cosas, la fijación de precios que el Gobierno no hizo oportunamente y que no permitió a las empresas defenderse, frente a las alzas de costos de materias primas— como usted sabe en el extranjero se han alzado los fletes.

La autocrítica entonces, alcanza al Gobierno, y alcanza a la administración de las empresas y a los trabajadores. Porque en algunas de estas empresas, las remuneraciones han ido mucho más allá del ciento del alza del costo de la vida. ¡Pero mucho más allá! Esto es responsabilidad de los Interventores, porque el Gobierno, oportunamente, dió instrucciones para que hubiera un criterio general y similar, en el reajuste del área estatizada. Y algunos interventores esto no lo cumplieron.

De allí entonces, que nosotros estemos analizando caso por caso. Pero al mismo tiempo hay que hacer una autocrítica, que como le decía a usted, compañero Cáceres, alcanza al Gobierno. También hemos destacado, por ejemplo, el que muchas empresas han aumentado su producción en forma ostensible. _______ Unidas, por ejemplo. He ido a Cristalerías Chile. Cosa curiosa: la prensa comentó lo que yo manifesté allí, en Cristalerías Chile; pero parte tan sólo de no intervención. No dijo absolutamente nada, del claro entendimiento de trabajo, coordinado, integrado entre los técnicos de esa empresa.
Todos cooperaron al ser intervenida, excepto el Gerente General. Los empleados y los obreros; un caso excepcional, porque allí, por ejemplo, al darse premios de estímulo a los mejores trabajadores, empleados y técnicos, los propios trabajadores señalaron quienes, a su juicio, eran los que merecían una mayor remuneración.

LEONARDO CACERES: Presidente, en todo caso , aparece el Gobierno como planteando la devolución de algunas empresas.

PRESIDENTE: No. Usted ve que se ha producido una discusión pública; que ha habido un intercambio de comunicaciones, entre el Partido Socialista y el Gobierno, entre el MAPU y el Gobierno.

Pues bien, ¿a qué se debe? A que estimé era indispensable planificar más lo que el Gobierno pretendía. Y sobre todo, normalizar la situación que se ha creado en un número determinado de empresas. Y por eso es que enviamos un Proyecto de Ley. Y en ese Proyecto de Ley y en la exposición que hicimos, reafirmamos en forma muy clara. Insistimos en que nosotros pediremos urgencia para el Proyecto que existe en el Congreso, con la lista de las 91 empresas que estimamos debían pasar al Área Social de la Economía.

Enseguida, de esas 91- empresas, hay más o menos 41 que están, o intervenidas, o requisadas, o fueron adquiridas por el Gobierno. Ud. comprende que si hay empresas que están adquiridas por el Gobierno, es absurdo que tengan Interventor. Puede haber un Administrador, un Gerente, dele el nombre que quiera. Y un Consejo de Administración. Por lo tanto, el número de empresas cuya situación nos preocupa, son aquellas en que —como ya le he dicho— por recurrir los patrones a la justicia, hay medidas precautorias, e inclusive, hay resoluciones, y ha habido ya devolución de las empresas a sus antiguos dueños o a sus propietarios.

LEONARDO CACERES: Pero no ha sucedido esto en la práctica.
PRESIDENTE: En la práctica no. Pero además, entonces, de las empresas del Area Social, han sido tomadas, y por lo tanto requisadas o intervenidas, un número bastante crecido de empresas. Sobre todo, después o durante el paro de Octubre. Prácticamente, el Gobierno sostuvo;—como una manera de impedir que los patrones acentuaran su actitud anti-chilena, de paralizar la producción,— una advertencia a los patrones respecto a que las empresas se harían trabajar y se harían producir por los trabajadores. Esto creó el espejismo de que esas empresas deberían pasar totalmente al Area de Propiedad Social.

Nosotros, para ello hemos designado una Comisión Especial, que debe estudiar caso por caso, pero tomando en cuenta, esencialmente, cuál es la voluntad y el criterio de los trabajadores.

Porque debo decirle, que hay empresas en que los trabajadores de la propia empresa, estiman, por ejemplo, que debe transformarse en una empresa de autogestión, o en una cooperativa —sí la empresa es muy pequeña-; y aún, hay casos en que estiman, que debe seguir perteneciendo al Area Privada.

Además, hemos designado una Comisión Especial, para aquellas empresas en que hay inversión de capitales extranjeros. Y no podemos continuar interviniendo empresas durante largo tiempo, sin una respuesta clara a los inversionistas extranjeros. Y nuestra respuesta debe ser como consecuencia de las conversaciones que se tengan con ellos o sus representantes. Y allí sí, entonces, que habrá que definir. Y son 29 las empresas en donde hay capitales extranjeros, europeos o americanos. En algunas, en un porcentaje bastante alto; en otras, no alcanza al 50%. De todas maneras hay que definir. Y en algunas de estas empresas, se llegará a un entendimiento rápido; en otras, es posible que haya una sociedad mixta; en otras, es posible, que no siendo empresas estratégicas o de importancia vital para el país, puedan —con las limitaciones que el Gobierno ha establecido y establecerá— mantenerse con capital extranjero.
De allí entonces, que este clima, aumentado por los diarios de oposición al Gobierno; prácticamente se ha deshecho, cuando nosotros hemos clarificado en la Unidad Popular, cuál es el alcance real del Proyecto de Ley que hemos presentado, y cuál el propósito que lo anima y lo inspira.

Yo creo que después de una conversación-discusión de cuatro o cinco horas, quedó absolutamente clarificado y reafirmado algo muy claro: la Unidad Popular no podrá ser resquebrajada o quebrada, ni por dificultades internas —que no ocultamos—, ni mucho menos por la presión, la propaganda, o el ataque desde fuera.

La Unidad Popular, es y seguirá siendo el Comando Político del pueblo. Enseguida, ha quedado muy claro que el Gobierno es, indiscutiblemente, el responsable de la marcha administrativa y económica del país; pero al mismo tiempo, el Presidente de la República, como siempre lo ha hecho en las grandes líneas de Gobierno, consulta a los Jefes de los Partidos que constituyen la comisión política de la Unidad Popular. Es decir, ello no significa supeditar el Gobierno a los Partidos; pero sí trabajar en equipo, corresponder al esfuerzo y la actitud de los partidos que hicieron posible la Unidad Popular, y además, —y lo hemos hecho y lo haremos siempre— también consultamos a la Central Unica de Trabajadores. Porque este es el Gobierno de los Trabajadores.

Entonces, hoy en el primer plano, además del Area social, está la política de abastimientos, y está —lo que importa sobre manera—decidir la política de reajustes. Y también de los precios.

En el caso concreto de la política de reajustes, el Gobierno ha encargado al Ministro del Trabajo, que plantee el criterio de ese Ministerio, para ser discutido en el Comité Económico de Ministros, y después informado el Comité Político de la Unidad Popular. Pero el Ministro del Trabajo lo que tiene que hacer primero, es discutirlo y analizarlo con la Central Unica de Trabajadores.
Nosotros creemos que el reajuste de sueldos y salarios, debe nacer de un convenio entre los trabajadores y el Gobierno; entre la Central Unica de Trabajadores y el Gobierno. Y el eslabón lógico es el Ministerio del Trabajo. Con tanta mayor razón, si consideramos que Luis Figueroa es el Presidente Titular de los trabajadores chilenos.

LEONARDO CACERES: Muchas gracias, Presidente.
PALABRAS DEL PRESIDENTE DE LA
REPUBLICA, DOCTOR SALVADOR
ALLENDE GOSSENS, EN ENTREVIS-
TA PARA TELEVISION NACIONAL.

Santiago, 30 Enero 1973.-

FE DE ERRATAS.

Página 4
Donde dice:
Todos cooperaron al ser intervenida…
Debe decir:
Todos se quedaron al ser intervenida…
Página 3
Donde dice:
…frente a las alzas de costos de materias primas —como usted sabe en el extranjero se han alzados los fletes…
Debe decir:
…frente a las alzas de costos de materias primas, al alza de los fletes, e incluso de los salarios.

Leave a Response